ihitza

miércoles, 23 de enero de 2013




SERANTES





Característica cumbre de la comarca del Gran Bilbao / Bilbao Handia ) pues es 


visible desde cualquier alto que nos sitúe un poco por encima de las grandes 


extensiones urbanas e industriales que estampan esta región de Bizkaia. Su 


graciosa silueta cónica domina ampliamente los principales núcleos de población 


de la comarca.




En documentos antiguos aparece citado este monte con el nombre de 


Serantes, además de Serantes. Parece que es creación del diccionario de 


Madoz, la voz de Serantes el Grande, como rasgo diferenciador con el Montaño 


( 319 m ), una cumbre próxima de similar fisonomía pero de menor 


envergadura, y que figura en esta obra con el nombre de Serantes el Chico. Su 


cónica silueta ha dado lugar a los comparativos con un antiguo volcan hasta tal 


punto que en 1848 se encargó al geologo Guillermo Bowles la tarea de estudiar 


esta posibilidad. El estudio dictaminó que Serantes nada tenía que ver con el 


vulcanismo.




El Gran Bilbao articula sus densos núcleos de población entorno a la 


desembocadura del río Nerbioi/Nervión, dando lugar a las dos márgenes. La 


margen izquierda es la más industrializada y agrupa las poblaciones de 


Ortuella, Portugalete, Santurtzi, Sestao, Trapagaran y Barakaldo, mientras que 

en la margen derecha encontramos Erandio, Leioa y Getxo, que suman además 


algunas importantes zonas residenciales. Un millón de habitantes pueblan la 


comarca, constituyendo una de las mayores áreas metropolitanas de Europa 


occidental, acogiendo, además, a la mitad de la población de Euskal Herria.



La cumbre de Serantes ( 451 m ) queda sobre la margen izquierda, vigilando la 


salida del Nervión hacia el Abra. Su cima, ya de por sí bastante característica, 



queda rematadas por colosales antenas y los restos de un fortín que confirman 

su estratégico valor como atalaya. El fuerte de Serantes fue construido para la 


defensa militar del Abra de Bilbao. Posee 6.800 Ha. de superficie y fue usado 


por tropas del ejército hasta el año 1.910.




Al E., el collado del Llano ( 222 m ), permite observar un laberíntico polvorín 


que llega hasta la loma de El mazo ( 237 m ). En el camino del collado a la 


cima hay un pozo impresionante. En la creencia de la gente, está el hecho que 




cuando el mar se enfureze llega por aquí el sonido de las olas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada